Contabilidad

 

Una contabilidad bien llevada es fundamental para cualquier empresa.
Es la base del conocimiento sobre el estado del negocio.


Hay muchos empresarios que por falta de tiempo o de conocimientos técnicos no pueden prestarle la atención necesaria o sólo ven la contabilidad como una formalidad para poder presentar los impuestos. 
Nada más lejos de la realidad, la contabilidad hay que valorarla como lo que es: una valiosa herramienta que nos ofrece toda la información de nuestro negocio y nos ayuda en la toma de decisiones de gestión.

Merece la pena invertir una pequeña cantidad mensual para tener una contabilidad bien llevada, que además nos puede ahorrar serios disgustos en materia de responsabilidad de los administradores de la sociedad y puede disminuir la carga fiscal.

Realizamos contabilidades en nuestras oficinas pero también en el domicilio de los clientes si estos lo desean así, tanto sobre sobre su propio programa de contabilidad o sobre el nuestro, accediendo en remoto.

En caso necesario, elaboramos la contabilidad siguiendo criterios analíticos, de modo que si tiene varias líneas de negocio dentro de la misma empresa se puedan obtener informes de resultados independientes por cada una de ellas de manera fácil y rápida.

 

También elaboramos y presentamos sus cuentas anuales en el Registro Mercantil.